Comunicar la excelencia desde la dedicación y la entrega. Bannister Global candidatos #premiojovenempresario

 

fetch)UID)

Candidato: Jerónimo Cabana. Empresa: Bannister Global

Agencia de comunicación, marketing y relaciones públicas que ofrece servicios integrales desde Galicia para el mundo. Les apasiona trabajar para clientes que quieren comunicar y que tienen grandes objetivos. Ellos les ayudan a conseguirlos.
¿Cuál ha sido el motivo por el que has decidido introducirte en el mundo de los emprendedores y crear tu propia empresa? ¿Cómo surgió la idea?
Por absoluta necesidad, porque durante años hemos formado parte de organizaciones complejas que se han desmembrado y perdido capacidad de ofrecer un puesto de trabajo y un proyecto estables. Muchas veces te has dicho a ti mismo, “esto lo haría yo mejor de otra manera”. Entonces decides que permanecer en estas estructuras es más difícil que saltar fuera, y nos lanzamos. No quedaba más remedio. La gente de nuestra generación ha sido educada para trabajar en grandes empresas o en la administración pública, no para emprender.  
¿Qué consejo le darías a las personas que desean emprender un proyecto ó negocio?
Que miren abajo, que vean si hay agua, aunque sea poca; y que se tiren. Que el agua nunca va a cubrir lo suficiente, que siempre está fría, que se van a golpear con el suelo, que seguro que otros se zambullen mejor y que sería mejor quedarse en la toalla. Pero que si no se tiran al agua, no lo van a saber nunca.
¿Qué significaría para ti y tu empresa el conseguir el premio AMJE Emprende 2013?
Una empresa de un año de vida, como es Bannister Global, que tiene una cierta viabilidad a medio plazo y un proyecto de futuro, ya es, por el simple hecho de existir, todo un éxito. Conseguir el premio AMJE es ser excelente entre los valientes. Todos los que emprenden son pioneros y los que se presentan a este premio, un ejemplo para los demás.
¿Qué cualidades crees que debe tener actualmente un empresario para triunfar?
 En primer lugar, tener una idea clara y contar con el tesón para defenderla y sacarla adelante. Y en segundo lugar, contar con la flexibilidad suficiente para adaptarse a las circunstancias, porque el entorno cambiante lo exige.
¿Consideras que el fracaso es un punto positivo para el aprendizaje en el mundo empresarial? ¿Te atreverías a compartir alguna experiencia?
Es nuestra primera experiencia como emprendedores puros, es decir, a riesgo y ventura propios, y en este caso, nos va bien. Pero en nuestra trayectoria profesional hemos desarrollado unidades de negocio dentro de estructuras complejas como ‘intraemprendedores’. Con su presupuesto y sus objetivos. Y ahí ha habido éxitos importantes y desilusiones gordas. Pero de cada uno de ellos se ha nutrido nuestra experiencia.
¿Quiénes son tus empresarios o empresas de referencia?
Más que destacar a unos empresario a los que no conozco personalmente, me gusta hablar de la cultura que transparentan sus organizaciones. Jesús de Polanco creó Prisa, un grupo de comunicación bien vertebrado, capaz de implementar unas sinergias corporativas casi perfectas y ponerlas al servicio de la democracia. Allí aprendimos a trabajar con independencia y por objetivos, a planificar día a día y a rendir cuentas. También estamos empapados de la cultura empresarial de Inditex, que nos impregna día a día, y del espíritu de Ogilvy y Burnett, dos titanes de la comunicación comercial.
¿Qué hace que tu empresa sea diferente a las demás de su competencia?
Nuestra empresa no vende un servicio ‘en paquetes’. Nuestro valor es la capacidad de diagnóstico, de análisis de las necesidades de comunicación y de recomendarle a nuestros clientes unas soluciones personalizadas, que ejecutamos. No somos un gran almacén, somos una boutique. Todo está hecho a medida con gran atención a los detalles. Nuestro trabajo es intensivo en cariño, dedicación y atención personal.
¿Cómo ves el futuro de tu empresa?
Bannister Global tiene grandes objetivos, porque creemos en nuestro modelo de negocio y sabemos que el mercado lo demanda. Queremos llegar lejos, pero para ello necesitamos que el ecosistema económico se fortalezca y que cada vez sean más la empresas que necesiten comunicación, marketing y relaciones públicas.